miércoles, 4 de noviembre de 2009

APUNTES SOBRE LA COMPOSICIÓN DE LA IMAGEN

Saber mirar, es algo que resulta difícil en fotografía pero a la vez indispensable para obtener buenas imágenes. Para ello se requiere sobre todo aprender a mirar. ¿Para qué queremos hacer buenas fotos? Pues para que sean aceptadas por el público al que van dirigidas.

Fotografías de Tina Modotti, pincha para saber más de la autora

La composición es el orden que le demos a los distintos elementos visuales que conforman una imagen fotográfica, con el fin de dar a entender, de la forma más clara posible, la idea que queremos comunicar.


Pecera, Santorini, 1937 Herbert List


Aunque las normas en fotografía estén para saltárselas, cuando uno lo crea oportuno, existen unas reglas que ayudan a darle expresividad:


La relación de partes.-

Son los distintos tipos de vinculaciones semánticas que se pueden dar entre las varias fracciones gráficas que conforman una fotografía. Estas pueden ser armónicas entre sí, apoyándose unas a las otras y expresando una idea coherente; o pueden también transmitir información contradictoria, neutralizando unos elementos a los otros y comunicando en total burla, sarcasmo o comicidad.



El ritmo en la imagen fotográfica.-

Es la repetición de un elemento formal dentro de la escena. En consecuencia, el ritmo es un concepto que tiene parentesco con el ya mencionado tema de la Relación de Partes, debido a que en ambas ocasiones la razón de ser de la fotografía está en los enlaces visuales que se producen entre las distintas unidades gráficas que integran la imagen.





La regla de oro y sus tres leyes.-

Estos principios formales de composición visual fueron utilizados de manera elemental desde la más lejana antigüedad, tanto en el Viejo Mundo como en América, como puede observarse en los murales egipcios, mesopotámicos y aztecas, entre otras culturas.
Sin embargo, las informaciones más lejanas que tenemos hoy en día sobre su teorización y sistematización se las debemos a los griegos de la edad clásica, entre los siglos V y III antes de Cristo, quienes los usaron en pintura, escultura y arquitectura.
Posteriormente, durante el Renacimiento Europeo, en los siglos XV y XVI, los grandes maestros de esa época hicieron bastante uso de estos parámetros, legándonos algunas de las más bellas imágenes que tiene el patrimonio mundial.
En los tiempos modernos han sido criticados en varias oportunidades debido al surgimiento de corrientes artísticas muy cuestionadoras, pero nunca han perdido su vigencia, siendo actualmente de uso común no solo en las artes gráficas sino también en los medios de comunicación social como la fotografía, el cine, la televisión y la publicidad.

1.-La Ley del Horizonte

En el recuadro fotográfico deben trazarse, imaginariamente y con una finalidad referencial, tres bandas horizontales de igual anchura, tanto si se esta trabajando en posición apaisajada o vertical, y en la gran mayoría de las ocasiones, darle alrededor de dos bandas a la zona donde se encuentra el motivo principal, y más o menos una banda a la zona secundaria.




2.-La Ley de la Mirada


Señala que toda persona, animal o cosa, debe de tener dentro del recuadro fotográfico más espacio libre hacia su frente que hacia su atrás


3.-La Ley de los Tercios

Señala que en el recuadro fotográfico deben trazarse, imaginariamente, dos líneas equidistantes verticales y dos horizontales, siendo en torno a alguno de los cuatro puntos donde se cruzan las cuatro líneas, en donde debe colocarse el motivo que deseamos resaltar dentro de la composición.


La composición centrada.-

Aunque contraria a varios de los postulados de La Regla de Oro, otra manera válida de armar la imagen fotográfica es en base a la composición centrada.

Para hacer este ordenamiento trazamos imaginariamente dentro del recuadro una línea central vertical y tres equidistantes horizontales, debiendo colocar el motivo que deseamos que resalte en torno a alguno de los tres puntos de entrecruce u ocupando a una vez varios de estos; de lo que resulta cuatro posibilidades distintas, que dicho elemento quede ubicado en el justo medio del fotograma, que se sitúe en la zona superior, que se asiente en el área inferior, o que abarque en variable medida un alto porcentaje del campo de la imagen.



Quedan muchos más factores que influyen en la composición de la imagen pero estos son unos cuantos para que los tengais en cuenta o no, lo importante es que sepais que existen ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada